Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

jueves, 12 de septiembre de 2013

La Existencia Una...




"En nuestro Mundo Solar, la Existencia Una es
los Cielos y la Tierra, la Raíz y la Flor, la Acción y el Pensamiento.
Está en el Sol,y está del mismo modo presente en la luciérnaga.
Ni un átomo puede escapar a la misma.
Por lo tanto, los antiguos sabios la han llamado, acertadamente,
el Dios manifestado en la Naturaleza..."


Doctrina Secreta- fragmento- H.P. Blavatsky

Parte del Universo...



"El Hombre desplaza velozmente su cuerpo, pero viaja atrapado en sí mismo, ciego y sordo, sin capacidad para el asombro filosófico y menos aún  para la proyección metafisica. No se concibe el bien, sino la beneficiencia; no se aprecia la paz del corazón sino la comidad de las nalgas; no se medita sino que se especula. El Mundo se ha transformado en una cesta de grillos presos que hacen mucho ruido pero que no pueden trascender las mallas de un parloteo desesperado, aturdidos todos por sus propias colisiones psicológicas.

Es indispensale que el Hombre de sienta de nuevo parte del Universo; ni su dueño ni su esclavo, simplemente parte de ese Macrobios que es el Cosmos en el cual está insertado el Microcosmos o Antropos. Descartemos las contradicciones inventadas en la Cámara de los Espejos y vayamos a la armonizaciones que nos son naturales."

Lo que más precisa la presente Humanidad es un poco de sana espiritualidad, de paz en el Alma, dando menos importancia al cuerpo y sus pasiones.

Debemos recobrar el equilibrio perdido para que la marcha hacia el futuro deje de estar ensombrecida por negras nubes de malos augurios.


fragmento de LOS ELEMENTALES DE LA NATURALEZA
Autor: Jorge Angel Livraga

miércoles, 4 de septiembre de 2013

AL EGIPTO ETERNO




en Philae-templo de Isis-viaje 1993

Nunca morirás y a pesar de que hasta ti llega el caos del mundo,

sus aguas ante tu magia y misterio se retiran pudorosas,

no atreviéndose a anegarte por completo nunca.
 
Y es que no sólo está el espíritu de todo lo pasado sosteniéndote,

sino que todos tus amantes forman un escudo protector,

conformando el Egipto celeste, que con su amorosa aura te protege.
 
Sueño, que yo también tendré la fortuna, si los dioses lo permiten,

de formar parte de ti eternamente.

Sueño con disolverme en tus aguas azules trasparentes

o con el viento de Amon acariciar tus imágenes perennes,  

formar parte de tus rojas tierras y tu prodigio verde.

Pero volver a ti, amada patria, la más hermosa tierra,

corazón y santuario de la Gran Madre; Hathor, el oro de los dioses.

Señora y Madre, concédenos la magia de tu alegría,
que nada la pueda extirpar de nuestro corazón mágico,
haznos recordar siempre, pase lo que pase,
estemos donde el destino nos lleve,
que Tú eres la más poderosa y Grande
y por eso nos haces Renacer una y otra vez,
haciéndonos conocer el milagro de la Vida Renovada,
siempre pura y joven.
 



Nefertum-D. V.

fragmento de LA ODISEA DEL ALMA -
7/7/02-Madrid