Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

sábado, 27 de diciembre de 2014

Sobre LOS SUEÑOS

Nada sucede a menos que primero sea un sueño.
Carl Sandburg (1878-1967) Poeta, historiador y novelista estadounidense.



“No desprecies nunca tus sueños. 
Debes hacer un pacto con ellos. 
Ellos son el manantial y la fuerza inagotable 
que te llevarán a la victoria. 
Detrás del obstáculo hallarás 
una libertad virginal, 
un horizonte más vasto”

D. Rimpoché




Sólo es capaz de realizar los sueños el que, 
cuando llega la hora, sabe estar despierto.

León Daudí (1905-1985) Escritor español.





Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr.

William Faulkner (1897-1962) Escritor estadounidense.


Yo he vivido porque he soñado mucho.
Amado Nervo (1870-1919) Poeta, novelista y ensayista mexicano.


Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto.
William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.



El sueño es el alivio de las miserias 
para los que las sufren despiertos.

Miguel de Cervantes (1547-1616) Escritor español.



Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar 
sin darte también la posibilidad 
de convertir tus sueños en realidad.

Hector Tassinari



La libertad existe tan sólo en la tierra de los sueños.

Friedrich Schiller



Ninguna fuerza abatirá tus sueños, 
porque ellos se nutren con su propia luz. 
Se alimentan de su propia pasión.

Atahualpa Yupanqui



Crecemos en grandeza a través de sueños. 
Todos los grandes hombres son soñadores. 
Ven cosas en la suave neblina de un día de primavera 
o en el rojo fuego de una larga tarde de invierno. 
Algunos de nosotros dejamos que estos grandes sueños mueran, 
pero otros los alimentan y protegen; 
los cuidan a través de malos días 
hasta que los traen al calor del sol y la luz 
que siempre viene a aquellos quienes sinceramente 
esperan que sus sueños se hagan realidad.

Woodrow Wilson



sábado, 13 de diciembre de 2014

El Gran secreto a voces





"El Maestro chan Tsu Hsin y el poeta Huang Shan Ku era buenos amigos. En cierta ocasión, el poeta pidió a Tsu Hsin que lo iniciase en el secreto más misterioso del Camino.

¿No has oído el viejo dicho de Confucio: "No me preocupa el que los adivinos predigan mi verdadero futuro o no...Sólo estoy seguro de algo y es de que mi destino se desarrollará según su propia voluntad" Dime, ¿qué piensas de esto? -preguntó el Maestro.
Cuando el poeta Juang estaba a punto de responder, fue detenido por un gran grito "¡no!", que lo dejó un poco confuso.
Poco después , durante la estación de floración de las moreras, los amigos estaban paseando en medio de las montañas.

¿No hueles la fragancia de las moreras en flor?- preguntó Tsu Hsin
-Por supuesto que sí
-Ya ves, no te oculto nada
Al oír esto, el poeta comprendió por sí mismo y empezó a expresar su agradecimiento al Maestro.
-Oh. Maestro, tu corazón es tan amoroso como el de un abuelo...
Sonriendo, Tsu Hsin hizo la siguiente observación:
-Deseo que vuelvas a casa.

Comentario: El Maestro deja que su amigo el poeta "vuelva a casa", y "casa" quería decir la naturaleza original del verdadero yo. En la tradición chan, dichos como un "un viejo anfitrión" o "los verdaderos ojos de la paz y del silencio" tienen el mismo significado que "casa" y "naturaleza del verdadero yo". Los ríos y las montañas están ante los ojos allí donde miremos. No hay lugar alguno en el que no se exprese el Camino. Éste es el gran secreto a voces del universo, nada es inexplicable. Sin embargo, el poeta Huang no lo veía. Buscaba la llave para abrir para siempre la puerta de la naturaleza del verdadero yo. Utilizando la parábola de la floración, el Maestro le mostró el camino exacto hacia la naturaleza primigenia del ser. Le señaló el Camino de regreso a casa que, por su constante errar, Huang Shan Ku había abandonado hacía tiempo.





Enseñanzas de los primitivos Maestros Chinos-100 Koans del Budismo Chan-
Alexander Holstein