Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

viernes, 29 de mayo de 2015

LA GRAN FRATERNIDAD: EL TRABAJO DE LOS MAESTROS


"En esencia este grupo es una unidad, la célula germinal espiritual de la humanidad en conjunto. En esta gloriosa compañía de los Adeptos, los tres atributos mayores se manifiestan a través de siete permutaciones.

Esta Jerarquía Oculta, lo mismo que el universo y el hombre, es una septena. Cada uno de los siete aspectos opera directamente sobre su correspondiente nivel de consciencia desde el más elevado o plano espiritual hasta el físico.  Cada uno también se expresa por medio de un tipo de actividad correspondiente a una de las siete corrientes de fuerza (los siete rayos) que fluyen de la fuente central de Poder y Vida y Luz. Sin embargo, la Fraternidad en conjunto es una unidad una expresión de la Voluntad, Sabiduría y la Inteligencia Única.

Aunque cada Adepto en un planeta es individual, la Fraternidad de Adeptos constituye una sola conciencia.  La unidad planetaria de Adeptos es una manifestación de la unidad mayor que es la Fraternidad de Adeptos  del sistema solar reflejada microcósmicamente en la Fraternidad terrestre. La Gran Fraternidad Blanca sobre la tierra también está iluminada por un Sol, que es el mayor de todos sus Adeptos. Su Fuente de Poder, de Vida y de Luz... Dentro del conjunto de la Fraternidad hay adeptos de varios grados, tal como en el sistema solar hay planetas en varios grados de evolución y de distancia del sol.

Cada uno de los siete estados de consciencia está reflejado en la Fraternidad, no sólo en y por medio de cada Adepto individual que entra y domina cada estado, sino en el conjunto de la gran Compañía por medio de sus siete divisiones y departamentos de actividad. Cada departamentos está presidido por un Adepto que es el Señor del tipo de consciencia y el Director de su manifestación.

La Fraternidad incluye así Señores de la Voluntad o del Poder. Señores de la Intuición. Señores del Intelecto. Señores de la Belleza. Los señores de la Mente concreta. Señores del Idealismo. Y los Señores de la Acción. 

De este modo, cada uno de los Señores de la séptuple manifestación funciona por medio de una actividad interna y otra externa. Cada uno vivifica la vida y también modela la forma; despierta la consciencia y la ayuda a manifestarse. La Gran Fraternidad Blanca cumple pues una doble tarea: trabaja sobre la consciencia que está en toda forma, ayudándola a desenvolverse mediante interna inspiración, y también modela y embellece la forma mediante externa influencia.  Desde la infancia de la humanidad en los lejanísimos días de la Lemuria, la Gran Fraternidad Blanca ha estado sirviendo así a la Divinidad tanto en la Naturaleza como en el hombre. Y así continuará haciéndolo por miles de siglos hasta cumplir su tarea al acabarse los días de este mundo."





fragmentos de: Geoffrey Hodson

No hay comentarios: