Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

miércoles, 19 de noviembre de 2014

LA TERAPIA DEL SONIDO





Antiguas tradiciones afirmaban que la vida y la salud dependían de un continuo de proporciones y de relaciones armónicas que se extendía desde el interior de la mente, pasando por el cuerpo, hasta la sociedad y el mundo natural.  Las mismas proporciones y armonías se manifestaban en forma de sonido y de música. El sonido, aplicado correctamente, podía producir curaciones restaurando la integridad musical del cuerpo y el alma. Entre las recomendaciones de los médicos antiguos, solían figurar los cantos rítmicos y los cánticos escogidos entre un repertorio tradicional de secuencias melódicas sagradas.

Los sabios de las culturas antiguas concebían la música terrenal como un eco o resonancia de la música cósmica, que obedecía sus mismas leyes divinas. Si esos sonidos terrenales reflejaban las leyes divinas, tenían el poder de aliviar el dolor y el sufrimiento y de fomentar la salud y la curación

El sonido es una fuerza poderosa; cuando se abusa de él, puede molestar, desorientar, hacer daño; incluso matar. El respeto a la vida y el sentido de la responsabilidad moral son indispensables para hacer un uso adecuado de las energías sonoras. A los estudiantes de la filosofía clásica se les exigía este sentido de la responsabilidad, donde se elegía cuidadosamente la música curativa para garantizar la salud, la pureza y la estabilidad del carácter.

El conocimiento de los ritmos, los sonidos y las palabras de poder ha sobrevivido a siglos de materialismo y siguen siendo un legado vivo para los siglos venideros.

El ser humano se asemeja a un instrumento musical muy complejo, único y delicadamente afinado. Cada átomo, cada molécula, cada célula, cada tejido y cada órgano del cuerpo emiten continuamente las frecuencias de la vida física, emocional, mental y espiritual.

En el siglo XIX se llevaron a cabo investigaciones científicas sobre los efectos fisiólogicos de la música, a base de medir sus incidencias sobre la respiración, el ritmo cardíaco, la circulación y la presión sanguínea. Como fruto e estas investigaciones, se encontraron secuencias musicales escogidas que conseguían aliviar dolores concretos. 


Fragmentos de "El Libro de la Terapia del Sonido" 
OLIVEA DEWHURST-MADDOCK






Cómo nos afecta la música:


La música enmascara los sonidos y sensaciones desagradables.

La música hace más lentas y uniformes las ondas cerebrales

La música influye en la respiración.

La música influye en el ritmo cardíaco y la presión arterial

La música reduce la tensión muscular y mejora el movimiento y coordinación del cuerpo

La música influye en la temperatura

La música aumenta los niveles de endorfinas

La música regula las hormonas del estrés

La música y el sonido estimulan la actividad inmunitaria

La música cambia nuestra percepción del espacio

La música cambia nuestra percepción del tiempo

La música refuerza la memoria y el aprendizaje

La música favorece la productividad

La música favorece el romance y la sexualidad

La música estimula la digestión

La música favorece la resistencia

La música mejora la receptividad inconsciente al simbolismo

La música genera la sensación de seguridad y bienestar


Fragmentos de EL EFECTO MOZART
Don Campbell

No hay comentarios: