Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

sábado, 2 de julio de 2016

EGIPTO INVISIBLE




El Egipto celeste y el Egipto terrestre son dos orillas que, a la vez, están separadas y unidas por el Nilo celeste y forman un solo y único país.

"Osiris es el dios que preside los misterios del Egipto invisible. Su nombre egipcio es Usir, literalmente el trono del Ojo o de la Estrella. Evoca, por lo tanto, el trono luminoso que flota sobre las aguas del caos. En su palacio en el Duat, se lo ve sentado en su trono que flota sobre las aguas primordiales. La Luz de Osiris es la Luz Primordial, invisible a los ojos de los profanos. Es la Luz azul revestida por la pureza del portador del amorEs la Luz de la Resurrección y la potencia creadora que garantiza la vida desde su fuente en el más allá.

El nombre que dieron los egipcios a este mundo interior, intermediario entre la espiritualidad abstracta donde residen las ideas primordiales descarnadas y el universo terrestre de la encarnación, es "Duat, el interior del Cielo". El Duat contiene las potencias de la regeneración. Es el lugar de la alquimia, o de la ciencia de las transmutaciones.
El Egipto invisible está presidido por el dios Osiris. A través de su pasión y su renacimiento en el más allá, enseña los misterios de la conexión entre las dos caras de la existencia. Es el modelo para cada alma, para vencer sus pruebas en las dos orillas de la existencia.
Osiris, con el tiempo, se volvió el más popular de los dioses, y su religión del amor y de las conexiones simpáticas entre los seres y los mundos compitió arduamente con el cristianismo naciente a través de la religión de Isis.
A través del mito de Osiris, se revela el rol secreto de la mujer en los misterios egipcios. Ella es la fuente de la regeneración y del poder invisible que permite las metamorfosis del alma, como lo muestra en la iconografía de las tumbas su símbolo esencial, el loto. Si el rol masculino encarna el hieratismo y la estabilidad, la mujer es el movimiento, la que aporta la magia y la dinámica que provoca la circulación de la vida.
El loto: símbolo talismán de eternidad, Iniciación y Resurrección:
Una de las antiguas versiones egipcias de la Creación mostraba el primer lugar que fue creado como un montículo de tierra que se levantaba de las aguas del Océano universal, Nun. La primera forma que nació era como un lirio o loto blanco que crecía en la cima del montículo primigenio. Ese lirio o loto era un dios, el primer día del año, Nefertum, perfecto, completo. Nefertum fue honrado como precursor del Sol que sale de los pétalos del loto para dar Vida al mundo recién creado.  
Isis es la iniciadora, la Gran Madre Universal que posee la magia de la Iniciación. Es madre en la Tierra y en el más allá. Muchas veces con sus alas activa la vitalidad del dios.Tiene la energía del rejuvenecimiento porque lleva las cosas a su origen, es decir a su renacimiento.
En Egipto todo lo que es útil y eficaz es luminoso o radianteEl combate de Horus con Seth simboliza la animación de la materia a través del fuego del espíritu. La verdadera Querella, no es contra algo o alguien, según los egipcios, es el poder vencerse a sí mismo, a su propia violencia y desequilibrio. Para ello hay que aprender a actuar con Inteligencia y ese aprendizaje de la Sabiduría con magia es el rol de Isis.

El circuito de la energía es: "El Amor la nutre, ella nutre al amor"

Fragmentos de: Egipto Invisible"
Fernando Schwarz 

No hay comentarios: