Entrada destacada

LA CIVILIZACIÓN COMO ESCUELA...

" La civilización es la escuela en donde el alma aprende las lecciones que le enseña el Logos. Cuando el alma entra en el pr...

domingo, 5 de febrero de 2017

LOS VIENTOS NUEVOS TRAEN NUBES VIEJAS


Los medios de información mundial se encargan de mantener lo que podríamos llamar "una sana desinformación", veleta multicolor que gira según cambie el viento, según quién sople más fuerte. Uno de los grandes hallazgos humanos desde la Contrarreforma, ha sido la manipulación y la compulsión psicológica masiva. Así, los que ganan son los "buenos" y los que pierden "los malos". Se anestesian las conciencias con temas diferentes, que pueden referirse a Dios, los derechos del Hombre, la libertad, la Patria, el progreso, la justicia, la razón, las pasadas humillaciones, la necesidad de espacio vital, la paz entre los pueblos, etc. Todo es válido mientras sirva para lavar y planchar cerebros y corazones. Lo que se exalta en un momento será, pasados unos años, motivo de vituperio y viceversa.

Muchas grandes potencias se han ido turnando en la historia del mundo a través de miles de años y el misterioso Poder Planetario que parece gobernarlas a ellas mismas, ha dictado normas diferentes y ocupado territorios distintos, utilizando desde la cerbatana hasta el cañón de rayos. Y se ha hecho creer a los hombres que son ellos los que evolucionan y se perfeccionan, pero esta es la gran mentira. Los hombres siguen más o menos igual, según sea el momento y la oportunidad; lo que cambia y progresa son sus medios, sus herramientas, sus máquinas, son sus sistemas o sus medios de organización. 

Los valores humanos están condicionados al poder fáctico y no hemos cambiado un ápice desde el Homo Sapiens...

El festejar los vientos nuevos que están renovando la cara de la mitad del Planeta, no podemos olvidar las nubes viejas y polvorientas que esos vientos traen y que se posarán, inexorablemente, sobre las cosas renovadas, opacando sus primeros brillos hasta que todo quede más o menos como antes.

La década de los 90 ha comenzado de una manera en verdad "revolucionaria" pero ya hemos visto en qué suelen terminar las revoluciones. 



Debemos seguir trabajando por una renovación profunda de la Humanidad cuyo camino pasa necesariamente por una Nueva Etica. Y por la superación real de todos los fanatismos religiosos, políticos y sociales.


Mientras haya persecuciones, injusticias, abusos de poder, corrupción, cobardía, violencia innecesaria, pueblos que se creen elegidos y otros que se autoproclaman amos del universo cuando no pueden ni controlar debidamente un helicóptero, habrá mucho trabajo todavía, y la "Rueda del Samsara" seguirá rodando y moliendo todas las injustas vanidades, milenio tras milenio. El Tiempo, por sí solo, es el gran higienista, dijo Platón, pero si se quiere realmente progresar y no sólo higienizarse quedándose en los huesos, hay que tener el valor y la decisión de encarar la realidad tal cual ella es. Sin un cambio positivo profundo en cada individuo, no puede haberlo en la Sociedad, la bestialidad individual se proyecta en la colectiva.

Mientras dejemos "libres" (así no nos preocupamos) a nuestros jóvenes, víctimas de las drogas físicas y psicológicas, de las estridencias con aspiraciones de música y de los manchones con pretensiones de bellas artes, esa brutalidad doméstica se proyectará sobre todo lo que somos, interna y exteriormente. Y seguiremos derribando los mismos ídolos que hemos levantado y con sus piedras haremos nuevos ídolos, que serán destruidos en su hora.

Es este un buen momento para acelerar la Historia a través de una Nueva Educación, basada en el respeto, la cortesía y, sobre todo, en la bondad.

Elevemos nuestra esperanza como un glorioso gallardete jamás vencido. Pero para que San Jorge derrote al dragón hace falta ver claramente a la Bestia, saber cómo es y donde está. Y no dejarse hipnotizar por los cantos de las sirenas que tratan de que olvidemos que en todas partes surgen escollos y hay que estar atentos y activos. 

No hay texto alternativo automático disponible.


Jorge Angel Livraga- 1990
fragmentos de:LOS VIENTOS NUEVOS TRAEN NUBES VIEJAS

No hay comentarios: